¿Cómo tener una alimentación saludable durante el embarazo?

¿Porqué es importante llevar una alimentación saludable en el embarazo?





Hola, soy el nutriólogo Hiram, te doy la bienvenida a mi nuevo video donde hablaré sobre la importancia de una alimentación saludable en el embarazo, si aun no me conoces te invito a visitar mi canal en YouTube y mi página oficial Nutri-hir.



• Una buena alimentación nos puede ayudar a controlar ciertos síntomas comunes en el primer trimestre del embarazo que son de orígen principalmente hormonal y que afectan a la mayoría de las mujeres como calambres nocturnos, estreñimiento, acidez, reflujo estomacal, náuseas y vómito.


• La alimentación también nos puede ayudar a tener una ganancia de peso adecuada en el embarazo. Ésta ganancia de peso es normal porque aumenta el volumen sanguíneo, las reservas de nutrimentos para la lactancia materna, además del peso agregado de la placenta, el líquido abiótico y por supuesto el peso del bebé. Si te nutres de una forma adecuada tu ganancia de peso será gradual y saludable, pero si de lo contrario te dejaras guiar por el dicho de “una mujer embarazada debe comer por dos” o que debes cumplir con cada antojo, puedes subir de peso de forma descontrolada y estos kilos de más te serán difíciles de bajar una vez que hayas culminado tu embarazo.

Si estás embarazada y no sabes si tienes el peso adecuado para tus semanas de gestación contáctame por medio de mi página oficial, para que te haga una valoración gratuita.


• Otro punto de la importancia de llevar una alimentación sana en el embarazo es que incrementan los requerimientos de ciertos nutrientes, mismos que puedes obtener por medio de los alimentos que consumes día a día, recordemos que el embarazo es un proceso donde se está formando un nuevo ser, quien necesita de múltiples nutrimentos para su adecuado crecimiento y desarrollo. Entre estos nutrimentos destacan:


• Las vitaminas hidrosolubles: tiamina (carnes magras, leguminosas como las ha-bas) , riboflavina (yogurt, oleaginosas como las nueces), piridoxina (pescado, tortilla), niacina (pollo, cacahuate), ácido fólico (verduras de hoja verde como lechuga y espinaca), vitamina C (verduras y frutas frescas como brócoli, guayaba y fresa), ácido pantoténico (presente en todos los alimentos).


• Minerales como: fósforo (leche, frijol, huevo), hierro (carne de res, champiñones, lentejas), magnesio (verduras verdes , oleaginosas como las almendras), zinc (huevo, mariscos, cereales integrales).


Si tu bebé no contara con éstos y otros nutrientes podría verse afectado su crecimiento y desarrollo. Por eso es importante que prestes atención a tu alimentación en ésta etapa.


• Como último punto que veremos en éste video, una alimentación saludable es importante en el embarazo porque nos ayudará a prevenir ciertos padecimientos que te explicaré de manera breve:


• Anemia: Si tu consumo de hierro por medio de la alimentación es insuficiente, es probable que sufras una deficiencia en tu organismo. Además durante el embarazo aumenta el requerimiento de éste nutriente debido a que el volumen sanguíneo aumenta. Lo más común es que tu médico te recete algún suplemento, pero aún así debes procurar su consumo regular por medio de los alimentos. Si tienes una deficiencia constante de hierro en el embarazo podría afectarse el desarrollo del bebé, e incluso podría padecer de anemia en su primer año de vida, lo que continuaría afectando su crecimiento y desarrollo.


• Diabetes gestacional: éste tipo de diabetes se da durante el embarazo y desaparece cuando culmina la gestación, tiene como factores de riesgo el sobrepeso u obesidad pregestacional, edad mayor a 25 años y tener familiares con diabetes. Si a éstos factores de riesgo agregamos una dieta alta en azúcares y poco saludable podría agravarse ésta situación y con ello causar un crecimiento anormal en el bebé, también incrementar el riesgo de padecer diabetes en la mamá y el bebé en la posteridad.


• Enfermedad hipertensiva aguda del embarazo: éste padecimiento se caracteriza por el aumento en la presión sanguínea durante el embarazo, los factores riesgo son parecidos a los de la diabetes gestacional (obesidad ó sobrepeso pregestacional, familiares con hipertensión, edad mayor a 30 años), también se asocia al escaso consumo de:

*** Vitaminas: ácido fólico (verduras de hoja verde como espinaca y lechuga), vitamina A (leche, frutas y verduras color naranja ó amarillo como zanahoria y mango), vitamina E (semillas de girasol, nueces) y C (verduras y frutas frescas como brócoli, fresa y guayaba)

*** Minerales: selenio (pescado y mariscos como almeja, pulpo, camarón), calcio (amaranto, yogurt, queso), zinc (carnes rojas, cereales integrales, huevo).

***Ácidos grasos omegas 3 (pescados de agua fría como atún, sardina, salmón) y 6 (huevo, almendras).

Ésta afección puede causar retardo en el crecimiento ó prematurez en el producto, edema en la madre (inflamación, principalmente en las extremidades inferiores) y pérdida de proteínas a través de la orina, incluso complicaciones al momento del alumbramiento.


Si nos ponemos a analizar, éstas complicaciones tienen su origen ANTES de la gestación, por ello es recomendable procurar un buen estado de nutrición y un peso saludable previo al embarazo. Así que si estás planeando ser mamá te aconsejo que te acerques con un especialista en nutrición para que te indique si estás o no dentro de un buen estado de nutrición y peso saludable.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo